Esperamos que a estas alturas tengas más claro que nosotras cuál de todas estas camisetas se merece más un puesto en tu colección porque, si fuera por nosotras, terminarías la jornada con una de cada modelo en la cesta de compra. Nosotras la vemos como parte de un estilismo casual-chic con unos vaqueros oscuros que marquen la cintura, una americana negra y unos zapatos de tacón elegantes. Un material especialmente indicado para aquellas pieles más sensibles, que garantiza transpirabilidad y, por lo tanto, confort duradero tanto tiempo como las llevemos puestas. Las cinco grandes ligas crecen en ventas, salvo España, por dos motivos: son las terceras más caras (por detrás de Italia y Francia) y, lo que es más importante, en los últimos años ha perdido a sus dos principales ‘vendecamisetas’, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. Importante, de manga corta, lisa de esas que te salvan la vida y que, aunque parezcan básicas cuando las llevas con jeans, en blanca o en gris se nota la diferencia.

Tampoco es cierta la versión que filtran los fabricantes que asegura que el precio de las camisetas no ha subido, sino que solo se ha actualizado el precio por la inflación. No obstante, el exdirectivo de Adidas no opina del mismo modo: «Las versiones ‘player’ son de peor calidad. Es decir, el tejido es mejor para la práctica deportiva, pero todo lo demás es más barato. Esto es así porque se busca que los jugadores no tengan roces con la camiseta, especialmente en la zona de los pezones, de modo que los escudos y los detalles no están bordados, sino termosellados. Esto significa que van a aguantar menos lavados y que, al mínimo estirón, te puedes quedar con la camiseta en la mano. Este es el motivo por el que cada vez vemos más camisetas desgarradas en el fútbol profesional», afirma. En los últimos años, las marcas están utilizando a diversos ‘youtubers’ e ‘influencers’ para mostrar los detalles que las hacen distintas y, en definitiva, situar las versiones ‘player’ como una compra aspiracional. Las versiones ‘player’ son más ligeras, a menudo microperforadas para favorecer la transpiración y con tejidos livianos, mientras que las ‘replicas’ tienen un corte ancho y usan materiales más duraderos.

Esto, hablando de las versiones ‘replica’ y de equipos de segundo nivel, ya que las Nike y Adidas arrancan en los 90 euros. Real Madrid y Barcelona perciben en torno a 150 millones de euros anuales de Adidas y Nike, mientras Manchester United y Liverpool obtienen cerca de 90 millones por temporada. Adidas a nivel europeo. La gran pregunta es: ¿cuesta una camiseta lo que se paga por ella? A esto habría que sumar los gastos de promoción (2,34 €), los ‘royalties’ que paga a los equipos por cada unidad (4,95 €) y la inversión en fuerza de venta (2,02 €). Adidas, «pero también por la piratería. Las pérdidas estimadas por las copias pirata las pagan los que compran producto original. Además, los fabricantes han recuperado las tramas para forzar a los chinos a que eleven sus costes, pero no parece que lo estén consiguiendo». Por último, le hacemos al exdirectivo la pregunta que todo aficionado tiene en mente: ¿son un timo las camisetas de fútbol? Una camiseta de fútbol cuesta ocho euros y se vende por 170: ¿están timando al aficionado? Sin embargo, no esperábamos encontrar una camiseta con la que alardear de nuestro amor por la fruta, o una que expresara perfectamente cómo nos sentimos algunos días con la frase «Me quería quedar en casa pero, al menos, estoy aquí con una sonrisa en el rostro».

Hay prendas que todos deberíamos tener para que podamos salir de casa con un look acertado, casual y cómodo rápidamente. Pero si ahora me comprara unos, equipaciones futbol seguro que serían estos de It Shoes. En total, que una camiseta acabe en la tienda cuesta 17 euros, pero este no es el precio mayorista. Para ocasiones más sobrias, incluye esta camiseta a un atuendo formado por pantalón sastre negro y chaqueta blazer a tono con botas o zapatos de tacón sensato y obtendrás como resultado un outfit ideal para presumir de tus gustos ‘seriéfilos’ en una jornada de reuniones en la oficina, en un evento de tarde o en un plan ‘afterwork’ con tus compañeros de trabajo. Para los días que tengo reuniones y he de ir un poco más pintona, saco los botines negros; tengo unos de ante y unos de piel. Por último, triunfar en la oficina o en clave casual chic es posible si combinas esta ideal camiseta negra con cualquier americana que tengas en tu armario. Además, cualquier gabardina, cárdigan de punto o chaqueta acolchada puede ser su abrigo ideal para no pasar ni frío ni calor. El punto de venta es el que obtiene mayor beneficio, y este es el motivo por el que los grandes clubes cada vez potencian más sus tiendas oficiales.

Si tiene alguna pregunta relacionada con exactamente dónde y cómo usar camisetas de futbol , puede hacerse con nosotros en nuestra propia página web.